Consejos esenciales para prevenir incidentes en piscinas y entornos acuáticos

Comparte esta información:
WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Una de las mayores alegrías de los niños y niñas en el verano es poder disfrutar del agua en las piletas, ríos y cualquier entorno que permita refrescarnos. Sin embargo, también reúnen muchos riesgos para las personas sin importar su edad. Es por eso que desde el Ministerio de Salud de la Provincia insta a adoptar medidas preventivas, especialmente en el entorno de las piscinas, donde la supervisión cercana es clave, sobre todo para los menores de 5 años. Es crucial asegurar que las piscinas en casa cuenten con cercos y puertas cerradas para evitar accesos no supervisados.

Algunas medidas preventivas esenciales incluyen la supervisión constante, evitar que los niños se bañen solos, instalar cercos perimetrales seguros y utilizar materiales antideslizantes alrededor de las piscinas. También se destaca la importancia de vaciar adecuadamente piscinas inflables sin cerco y proporcionar chalecos salvavidas adecuados según el peso del niño.

En Argentina, las estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación son preocupantes: cada 5 días, perdemos a un niño menor de 4 años en incidentes relacionados con el agua. La Sociedad Argentina de Pediatría destaca que los pequeños de 1 a 3 años son especialmente vulnerables a estos.

La SAP también señala que los adolescentes y preadolescentes enfrentan riesgos significativos en ríos, lagos y mares, principalmente por no seguir normas básicas de seguridad.

Recordar que en caso de emergencia, se recomienda llamar inmediatamente al 911 o al 107 y, si se tiene conocimiento previo, realizar la RCP.

Comparte esta información:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram