Calor y alimentos: cuidados básicos para consumir comida segura

Comparte esta información:
WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

El calor y los alimentos son un combo especial para la proliferación de bacterias. Es por eso que durante todo el año, pero en especial en verano, hay que tener cuidado para evitar intoxicaciones por el consumo de alimentos en mal estado. Ante esto, desde el Ministerio de Salud se brinda las siguientes recomendaciones para evitar enfermedades por transmisión de alimentos (ETA):

Almacenamiento adecuado: Evitar guardar comidas preparadas por mucho tiempo, incluso en la heladera. Descongelar alimentos en la heladera, no a temperatura ambiente.
Consumo seguro: Consumir agua potabilizada y alimentos frescos. Lavar frutas y verduras antes de consumirlas, siguiendo las instrucciones del envase sanitizante.
Manipulación adecuada: El 40 % de los brotes de ETA ocurren en el hogar. No recongelar alimentos previamente descongelados y mantenerlos refrigerados hasta su consumo.
Prevención de contaminación cruzada: Mantener tapados los alimentos en la heladera, separar alimentos crudos de cocidos y utilizar agua segura.
Cuidado con la cadena de frío: Evitar que los alimentos permanezcan fuera de la heladera por más de una hora durante días calurosos.
Huevos y conservas: Conservar huevos en la heladera, preferir huevos totalmente cocidos, consumirlos dentro de los plazos recomendados. Además, al abrir latas de conservas, mantener su contenido en envase adecuado.
Compra consciente: Verificar fechas de vencimiento y registro en envases. No comprar productos en mal estado. No almacenar alimentos con productos de limpieza.

La preparación y manipulación de los alimentos son factores claves en el desarrollo de las ETA, por lo que la actitud de los consumidores resulta muy importante para prevenirlas.

Comparte esta información:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *